Petición para salvar a una alpaca condenada a ser sacrificada llega a 80.000 firmas

Su dueña afirma que está dispuesta a interponerse "en el camino de cualquier pistolero" que intente acabar con la vida del animal, que dio dos veces positivo para tuberculosis bovina.

0

La petición de la dueña de una alpaca al primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, para salvar la vida de su animal alcanzó ya casi 80.000 firmas.

Las autoridades ordenaron que Gerónimo, una alpaca de ocho años proveniente de Nueva Zelanda que ahora vive en el condado inglés de Gloucestershire, fuera sacrificado tras dar positivo para tuberculosis bovina en dos ocasiones. Sin embargo, su dueña, la granjera Helen Macdonald, dice estar preparada para impedir tal hecho.

El Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales espera que el propio veterinario de Macdonald acabe con la vida del animal, pero en caso contrario, advirtió que enviarán a un equipo acompañado por la Policía para hacerlo.

Macdonald, de 50 años, se niega a dar muerte a la alpaca alegando que las pruebas positivas que Geronimo ha dado son defectuosas y afirma que está dispuesta a poner en riesgo su propia vida para evitar su ejecución. «No puedo quedarme al margen y dejar que maten a mi animal y estoy dispuesta a interponerme en el camino de cualquier pistolero que venga a destruir a Gerónimo», comentó a medios locales.

Asimismo, explicó que las alpacas con tuberculosis generalmente solo sobreviven durante unos meses, mientras que han pasado más de cuatro años desde que Gerónimo dio positivo.

Una campaña de financiación colectiva para salvar a Geronimo ha recibido el respaldo de varias celebridades y de numerosas personas que simpatizaron con su caso.

-Publicidad-

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.