• 19/07/2024 7:17 PM

LA VERDAD HONDURAS

NOTICIAS EN HONDURAS Y EL MUNDO

POR: Dr. John Alvarado Santos

Dr. John Alvarado Santos

Uno de los argumentos que se utiliza para explicar la decadencia hondureña es que los países primermundistas han explotado a nuestra nación mediante el colonialismo y el imperialismo. Esta lectura es demasiado simplista, puede que tenga algo de razón pero no toda; algunos países fueron colonias y ahora no son pobres, Estados Unidos de Norteamérica, Australia, en contraste a ellos otros como España y Grecia fueron imperios y actualmente son pobres. 

El capitalismo no ha sido tan malo en naciones comunistas como China (estos lograron el plan más malévolo de todos usar lo mejor del capitalismo en beneficio del comunismo) o  países como Japón que hasta hace 60 años eran casi miserables. 

Tampoco la falta de recursos naturales explica la pobreza, naciones como Argentina, Brasil, Perú, México, poseen vastas reservas de materias primas y les sigue costando  cruzar la calle del tercer mundo. 

El problema hondureño es más engorroso, las instituciones políticas de nuestra patria son insuficientemente democráticas, dirigidas por grupos de cleptómanos, ciudadanos con poca conciencia que insisten en permanecer en cargos públicos decada tras decada sin dar resultados positivos , atrasando el desarrollo y evolución natural de la sociedad a esto le sumamos la poca responsabilidad de algunos de los ciudadanos que esperan a que el gobierno de turno le dé una limosna populista, si bien es cierto que el gobierno está para dar garantías y oportunidades, la vida es responsabilidad individual y cada uno debe encontrar el propósito de su existencia.

Los referentes de Honduras deben ser países como Costa Rica, Chile, Uruguay, países que con parecidas características a las nuestras lograron muy buenos marcadores socioeconómicos .

Tal vez Neftali Reyes Basoalto exagero un poco en unos de sus célebres poemas, porque en realidad alta es esta noche, mientras unos chupan guaro otros whisky, otros se chupan el sudor y la sangre de los hondureños y nadie vigila.

Acompáñame a la medianoche a buscar unas balas de plata

por Prensa LV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *