Ingenieros convierten una habitación en sistema de recarga de dispositivos electrónicos sin cables

La prometedora tecnología de transmisión inalámbrica de la electricidad puede entregar 50 vatios de potencia utilizando campos magnéticos.

0

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Tokio (Japón) y de la Universidad de Míchigan (EE.UU.) han desarrollado un sistema para proveer la electricidad por el aire a distintos dispositivos electrónicos y electrodomésticos de manera segura. Esta tecnología es capaz de convertir edificios enteros en zonas de recarga inalámbrica, y grandes ventajas en áreas de la medicina, afirma un comunicado emitido al respecto el lunes.

-Publicidad-

Los inventores muestran cómo funciona el método en una habitación de unos tres metros cuadrados y especialmente diseñada con aluminio escondido en sus paredes. Este cuarto se distingue por la ausencia de cableado, enchufes o puertos USB, alimentando lámparas, ventiladores y teléfonos que están presentes en el escenario y funcionan plenamente.

La corriente prescinde de los cables para llegar a cualquier lugar en la habitación, independientemente de la ubicación de las personas y los muebles.

Esta recarga inalámbrica puede proveer 50 vatios de potencia utilizando los campos magnéticos, que no afectan la salud humana, según los autores. Uno de ellos, el profesor de informática e ingeniería de la Universidad de Míchigan Alanson Sample explicó que además de desconectar definitivamente los teléfonos y las computadoras portátiles, la tecnología podría alimentar también los implantes médicos y abrir nuevas opciones para los robots móviles en hogares y fábricas.

Esta forma de transmitir energía «aumenta el poder del omnipresente mundo de la computación», afirmó Sample. Así, se podría «colocar una computadora sobre cualquier cosa sin tener que preocuparse por cargarla o enchufarla».

Entre los potenciales usos clínicos, el experto señaló los implantes de corazón que actualmente «requieren un cable que va desde la bomba a través del cuerpo hasta una fuente de alimentación externa». La nueva tecnología «podría poner fin a eso, reducir el riesgo de infección y mejorar la calidad de vida de los pacientes», aseguró.

El equipo también está desarrollando el mismo sistema en miniatura, para los espacios más pequeños que una habitación. Por ejemplo, podría aplicarse a una caja de herramientas para cargar las baterías de los aparatos eléctricos colocados en su interior.

Un artículo científico del equipo investigador fue publicado el 30 de agosto y detalló los aspectos técnicos de este cuarto de recarga exhibido en Tokio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.