Científicos quieren enviar a la estrella más cercana una sonda que vuele 2.000 veces más rápido que las Voyager 1 y 2

Los investigadores esperan que la Breakthrough Starshot alcance en solo 20 años Alfa Centauri, el sistema estelar más cercano a la Tierra.

Un grupo de científicos de la Universidad Nacional Australiana (ANU) asegura haber hallado el modo de enviar una nave a otro sistema planetario a una velocidad mucho mayor que las sondas Voyager 1 y 2, que fueron lanzadas en 1977, informaron este martes medios locales.

-Publicidad-

Tras varias décadas de exploración de nuestro propio Sistema Solar, en especial Urano y Neptuno, las Voyager lograron traspasar la heliosfera y llegar al espacio interestelar.

¿Cómo lo harán?

«Ya tenemos varias naves, incluida las Voyager [en el espacio interestelar], pero pasarán muchas vidas humanas antes de que lleguen cerca de otra estrella», explica el astrofísico Chathura Bandutunga de la ANU, autor principal del estudio que constata el avance.

Según indica, está previsto que la sonda Breakthrough Starshot alcance en solo 20 años Alfa Centauri, que es el sistema estelar más cercano al Sol. Para ello, tendrá que viajar 2.000 veces más rápido que las sondas interestelares de las que disponemos en la actualidad.

Los científicos estiman que, para llevar a cabo esa misión, durante la que se registrarán imágenes y mediciones que serán transmitidas a la Tierra, se necesitarán unos 100 millones de láseres individuales para generar la potencia óptica requerida de 100 gigavatios, aproximadamente.

Según explica el astrofísico, el desafío técnico de la misión pasa por averiguar «cómo usamos la luz para impulsar el satélite» y «cómo obtenemos esa luz de un rayo que está en tierra». «Cómo hacer eso a gran escala es realmente inaudito hasta la fecha», recalca.

Si su teoría es correcta, los láseres se organizarán en la combinación y el número adecuados para impulsar la sonda hacia donde debe ir. «El siguiente paso sería probar los componentes básicos en un laboratorio», afirma Bandutunga.

«No es ciencia ficción»

Pese a que se trata de una sonda pequeña, los científicos planean enviar más de una unidad, con la esperanza de que algunas lleguen a Alfa Centauri sin ser destruidas durante el trayecto por polvo espacial errante.

Bandutunga, que califica el proyecto de «muy ambicioso», asegura que lo que quieren conseguir es hacer posible el viaje desde nuestra estrella a otra estrella dentro del lapso de tiempo de la vida humana.

«Esto es posible, probablemente, con tecnología que no está mucho más avanzada que la que tenemos ahora, por lo que no es ciencia ficción, es tecnología del futuro cercano», afirm Jonti Horner, profesor de Astrofísica en la Universidad del Sur de Queensland.

Comentarios
X