VIDEO, FOTO: Un raro pez que cambia radicalmente de forma durante su vida es avistado en aguas profundas de California

El cuerpo y la forma de vida del pez ballena cambian tanto largo de su desarrollo que los científicos pensaron durante décadas que se trataba de tres especies distintas.

Un raro pez fue captado recientemente en video en aguas de la costa pacífica de EE.UU. por un submarino de control remoto operado por expertos del Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI).

-Publicidad-

El ejemplar, un pez ballena hembra de color naranja -considerado una de las criaturas más misteriosas y escurridizas de las profundidades marinas- fue localizado a unos 2.013 metros de profundidad frente a las costas de la bahía de Monterey, en California.

Se trata solo del 18.º avistamiento de un pez ballena realizado por los biólogos marinos del MBARI en 34 años de exploraciones en aguas profundas, detalla LiveScience.

«El pez ballena rara vez se ha visto vivo en las profundidades, por lo que quedan muchos misterios con respecto a estos extraordinarios peces», tuiteó el instituto de investigación. «Con cada inmersión en aguas profundas descubrimos más misterios y resolvemos otros», agregó.

Desde el descubrimiento de la especie en 1895, el pez ballena ha sido un misterio para la comunidad científica debido a las tres diferentes formas corporales que adquiere durante su ciclo de vida.

Estas extrañas transformaciones no tienen precedentes entre los vertebrados, por lo que los investigadores tardaron décadas en discernir que esas diferentes formas corporales pertenecían a la misma familia zoológica.

Solo en 2009, gracias a un estudio de genes mitocondriales (aquellos que traza la línea materna) y de muestras de ejemplares recolectados a mitad de transformación permitió a los biólogos marinos determinar que las distintas formas de estos peces pertenecían a la misma especie.

Tampoco se sabe mucho sobre los hábitos del animal, pero los científicos creen que los ejemplares adultos migran hasta unos 600 metros de la superficie del mar para alimentarse de noche, retirándose a la seguridad de las profundidades cuando amanece.

Al inicio de su vida, en la que se alimenta en la superficie del océano, el pez ballena adopta una forma larvaria sin escamas con largas colas y bocas, un aspecto parecido al de una serpentina, pero en su forma adulta adquiere otras dos formas corporales muy distintas con marcadas diferencias asimismo entre machos y hembras.

Por ejemplo, las hembras experimentan una transformación verdaderamente radical. Sus cuerpos se expanden hasta parecerse a una ballena barbada en miniatura, alcanzando tamaños mucho mayores que los machos. En algunos especímenes, los cuerpos de las hembras se tornan de un tono naranja brillante. Como los colores rojo y naranja de la luz no pueden penetrar las profundidades en las que viven, este color hace que los peces sean prácticamente invisibles, explican los científicos.

Comentarios
X