fbpx

-Publicidad-

-Publicidad-

Revelan que un asteroide con forma de ‘hueso de perro’ habría creado sus propias lunas

Se trata del asteroide Kleopatra, que fue definido como un '"cuerpo único" en el sistema solar.

Astrónomos lograron desarrollar un modelo 3D de un asteroide con forma de hueso de perro que orbita el Sol en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Se trata de Kleopatra, cuerpo celeste descubierto hace unas dos décadas y ubicado a 200 millones de kilómetros de la Tierra en su punto más cercano, que presenta una forma particular: dos lóbulos, uno más grande que el otro, conectados por un delgado ‘cuello’.

«Kleopatra es realmente un cuerpo único en nuestro sistema solar», afirmó el astrónomo Franck Marchis, del Instituto SETI y del Laboratorio de Astrofísica de Marsella (Francia), quien lideró el estudio realizado con el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral. Así obtuvieron imágenes detalladas del asteroide que, de acuerdo con lo publicado este jueves 9 de septiembre en Astronomy & Astrophysics, habría creado sus dos lunas a partir de su propio material. Estas son AlexHelios y CleoSelene, nombrados así en honor a los hijos de la reina de Egipto.

«La ciencia avanza mucho gracias al estudio de elementos extraños. Creo que Kleopatra es uno de ellos y comprender este complejo y múltiple sistema de asteroides puede ayudarnos a aprender más sobre nuestro sistema solar», expresó Marchis.

Para avanzar con esa tarea, utilizaron imágenes tomadas por el instrumento llamado SPHERE (sigla en inglés de Búsqueda de Exoplanetas con Espectropolarímetro de Alto Contraste), gracias a las cuales lograron desarrollar precisos modelos 3D al capturar el asteroide desde diferentes ángulos a medida que giraba. Así registraron su forma y su volumen y lograron determinar que su longitud alcanzaba los 270 kilómetros.

La definición de las órbitas

Un segundo estudio analizó las órbitas de AlexHelios y CleoSelene y comprobó que son diferentes a lo que se creía. «Esto tenía que resolverse, porque si las órbitas de las lunas estaban equivocadas, todo estaba equivocado, incluida la masa de Kleopatra», explicó el astrónomo Miroslav Broz, de la Universidad Carolina, de la República Checa.

Estimar las órbitas con una mayor precisión también permitió recalcular la masa del asteroide, que resultó ser un 35 % inferior a las estimaciones previas.

El siguiente paso fue calcular la densidad de Kleopatra, que al suponer que es rico en metal, fue menor a lo estimado. Esto sugiere que tiene una estructura porosa, por lo que el asteroide fue definido como una ‘pila de escombros’ de rocas sueltas que apenas se mantienen unidas y que se habría formado cuando el material se reunió tras un gran impacto.

Además, su rotación es de aproximadamente 5,4 horas, por lo que si se acelera podría desarmarse debido a la fuerza centrípeta. Por lo tanto, concluyeron que el material expulsado de Kleopatra podría haberse fusionado y formado las lunas a partir de su propia estructura.

-Publicidad-

LA VERDAD EN GOOGLE NOTICIAS

Comentarios
X