Sino nos mata el coronavirus, la locura será la consecuencia

0

Con un pueblo incrédulo a propósito o simplemente dispuesto a desacatar las medidas de bioseguridad no hay más pauta que seguir para encontrar la muerte en poco tiempo. Pero bueno, con 150 días de encierro para aquellos que han tomados las medidas al pie de la letra, creemos que es demasiado y peligroso para la salud y vea no se desate la pandemia de la locura por encierro.

-Publicidad-

Con esto no enviamos a la gente a perderle el respeto a las autoridades desobedeciendo las medidas, pero es de reflexión para el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo, SINAGER, que las personas no pueden morir de coronavirus, pero sí de depresión ante enormes retos por resolver, iniciando por el restablecimiento a las labores cuando hay empleo y si lo despidieron por insolvencia, Dios lo cuide ante las vivas necesidades del hogar. Creemos que el abuso del toque de queda llegó al límite, el encierro no ha garantizado menos contagio, al contrario, en algunas ciudades se han incrementado los casos.

Es urgente restablecer todos los sectores productivos del país para hacerle frente a los efectos secundarios que ha generado la pandemia. El tortuoso camino ha provocado parálisis social, deben activarse los ánimos y perseverar ante los enormes retos que quedan por venir. No es fácil reconstruir la transparencia en todos los aspectos de la vida cotidiana del hondureño, la corrupción es una droga que mantiene moribundo a este sistema y solo se ataca con firmes controles e instituciones solidad que gocen de la confianza de un estado de derecho. Animo hondureños, hoy es cuando para creer en una Honduras mejor.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.