El protocolo a seguir en caso de llegar la devoradora «langosta centroamericana» a Honduras

El organismo emitió una alerta a los países miembros con el objetivo de mantenerse alerta en caso de la llegada de la “langosta centroamericana”.

-Publicidad-

El representante del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), Moises Molina, descartó el miércoles la presencia de la “langosta centroamericana” en el territorio hondureño.

Sin embargo, indicó que se mantienen en constante comunicación con la Secretaría de Agricultura y Ganadería y el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa), para brindar el apoyo necesario.

Hasta el momento, no se ha informado sobre la presencia de la plaga centroamericana en cultivos hondureños, sí de otras plagas, apuntó.

Recomendó a los productores comunicar inmediatamente a Senasa sobre la presencia de la plaga, para tomar las medidas respectivas y evitar la pérdida de los cultivos.

Recientemente, el organismo emitió una alerta a los países miembros con el objetivo de mantenerse alerta en caso de la llegada de la “langosta centroamericana”.

La plaga ataca cultivos de granos básicos y a unas 400 especies de plantas. Resultan mayormente afectados; el maíz, frijol, sorgo, soja, cacahuate, caña de azúcar, chile, tomate, cítricos, plátano, coco, mango y también pastizales.

Recomendaciones
1. Incrementar la vigilancia fitosanitaria para detectar focos y realizar controles oportunos de dicha plaga, sobre todo para la primera generación que inició con las lluvias de mayo y que podrían finalizar en septiembre. Esto evitará que la población de la segunda generación y que no presente un crecimiento exponencial. En las áreas que sufrieron inundaciones, muestrear los terrenos colindantes ya que la precipitación podría desplazar la plaga a zonas no inundadas y agregarlas en dichos sitios.

2. Reportar al OIRSA la presencia de saltones, brotes o mangas de langosta centroamericana y otras especies de acrídidos en los países de la región. Además, considerar una reunión virtual mensual con los ministerios para no perder el conocimiento de “estatus” de cada ONPF y darle seguimiento. Sobre todo, con países que por las inundaciones podrían “reactivar” el problema de langosta: Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, así como a los que han tenido langosta anteriormente: Costa Rica y Panamá.

3. Contar con equipos, materiales y otros insumos que permitan una reacción rápida para el control oportuno de la plaga.

4. Establecer grupos técnicos nacionales de trabajo y coordinar acciones regionales a través de la Dirección Regional de Sanidad Vegetal para la atención de la plaga de langosta centroamericana.

5. Implementar a la brevedad posible una campaña de socialización o divulgación y capacitación que contemple la realización de simulacros de actuación en caso de ocurrencia de infestación de langosta voladora.

6. Integrarse a la realización del simulacro regional para la prevención y control de la plaga de langosta centroamericana.

7. Elaborar el Plan de Acción Nacional teniendo como referencia el Plan de Acción Regional elaborado por el OIRSA.

8. Apoyar proyectos de validación de nuevas tecnologías y de investigación para el manejo de la langosta centroamericana.

Comentarios
X