El 8 de junio se conocerá fallo tras finalizar juicio para exoficial Orellana y familiares

La Sala I del Tribunal de Sentencia programó para el jueves 8 de junio a partir de las 1:30 de la tarde la resolución del juicio oral para el exoficial de las Fuerzas Armadas, Santos Orellana, y su núcleo familiar.

Este jueves finalizó el juicio oral para el capitán de la FFAA en condición de retiro, su esposa Jennifer Lizeth Bonilla y su suegra Reina Bonilla, todos imputados por el delito de lavado de activos.

El Ministerio Público pidió al Tribunal de Sentencia que de un fallo condenatorio a los imputados.

Mientras que el exoficial de las Fuerzas Armadas manifestó que la Fiscalía no tuvo sustento en el juicio de que tuvo comunicación con un miembro de un cartel de narcotráfico.

Señaló que el testigo protegido que utilizó el ente acusador es la única prueba que no es suficiente para acreditarlo.

“Decir la verdad o estar en contra de cada uno de los actos de corrupción le conlleva a este tipo de acciones (requerimientos en su contra), pelear contra el sistema es difícil en el país”, dijo Orellana.

Orellana lamentó que él y su familia estuvieran 18 meses recluidos de su liberta y anhela que el Tribunal de Sentencia haga justicia.

Confesó que en 2012 recibió una oferta para ser el nuevo zar “antidrogas” en relevo del coronel Santos Aguilar “yo me negué porque quería seguir mi carrera militar”.

Expediente

Según las investigaciones del ente acusador, Rodríguez Orellana realizaba operativos en la zona de Gracias a Dios, al encontrar momento dinero o droga no la declaraba en su totalidad quedándose con parte de lo incautado y las armas decomisadas eran llevadas a un grupo delictivo de La Ceiba denominado ZIPE.

De igual forma, el también expresidenciable participó en decomisos de vehículos donde se transportaban millonarias cantidades de dólares y según testigos también está involucrado en la muerte de muchas personas incluido un informante de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).

Asimismo, el ente acusador alegó que éste negociaba en entregas de drogas luego que era robada a otras organizaciones criminales en el sector de La Mosquitia, Gracias a Dios, Todo este dinero consecutivamente era enviado a su esposa y suegra.

Según el análisis financiero del Ministerio Público, el excapitán de la FFAA recibió en concepto de ingresos brutos más de dos millones y medio de lempiras y en salarios netos 813 mil 918 lempiras.

Sin embargo, su esposa y suegra tuvieron, de acuerdo a los análisis bancarios y las fuentes de ingresos en el periodo comprendido entre los años 2010 a 2020, más de 238 millones de lempiras no justificados.

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *