Una congresista de EE.UU. compara el uso obligatorio de mascarillas con el Holocausto, provoca indignación y se disculpa

La republicana Marjorie Taylor Greene comparó la medida con cuando los nazis obligaron "a la gente a llevar una estrella dorada" y la trató "como ciudadanos de la segunda clase, tanto que fueron puestos en trenes y llevados a cámaras de gas".

Una miembro de la Cámara de Representantes de EE.UU., la republicana Marjorie Taylor Greene, se disculpó este lunes por haber comparado el uso obligatorio de cubrebocas con el Holocausto.

-Publicidad-

A finales de mayo, Greene criticó a la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, por exigir a los miembros del órgano usar siempre mascarillas dentro del recinto, a excepción de los momentos cuando pronuncian un discurso. Posteriormente, se permitió no llevarlas a los congresistas vacunados.

En ese contexto, Greene afirmó a Christian Broadcasting Network que «podemos mirar hacia atrás en el tiempo cuando pidieron a gente llevar una estrella dorada y definitivamente fue tratada como ciudadanos de la segunda clase, tanto que fueron puestos en trenes y llevados a cámaras de gas en la Alemania nazi», agregando que ese era «exactamente el tipo de abuso del que Nancy Pelosi está hablando».

Posteriormente, el 25 de mayo, la representante de Georgia compartió en su cuenta de Twitter un artículo sobre un supermercado que permitirá no usar mascarillas a los clientes vacunados, mientras que sus empleados inoculados portarán un logotipo especial cerca de la insignia con su nombre.

«Los empleados vacunados reciben un logotipo de vacunación, como los nazis obligaron al pueblo judío a llevar una estrella dorada. Los pasaportes de vacunación y las demandas de [usar] mascarillas crean discriminación contra la gente no vacunada que confía en su sistema inmunológico [contra] el virus [con] un 95% de probabilidades de sobrevivir[lo]», escribió entonces.

Reacciones desde los dos partidos

Estas declaraciones provocaron indignación tanto en el Partido Demócrata como entre sus propios compañeros de filas, así como en el conjunto de la sociedad estadounidense. Liz Cheney, representante republicana de Wyoming en la Cámara, calificó las palabras de su correligionaria como «una locura malvada».

Por su parte, el representante demócrata de Nueva Jersey Bill Pascrell afirmó que, «mientras la violencia antisemita aumenta, es asqueroso que un miembro republicano del Congreso esté comparando los requisitos de mascarillas con el Holocausto».

La organización Congreso Judío Estadounidense declaró a través de su cuenta de Twitter que nunca se puede comparar «las restricciones relacionadas con la salud con las estrellas doradas, las cámaras de gas y otras atrocidades de los nazis». «Esas comparaciones menosprecian el Holocausto y contaminan el discurso político estadounidense. La representante Marjorie Taylor Greene debe inmediatamente retractarse y disculparse», afirmaron.

Disculpa por sus comentarios «ofensivos»

Este lunes, la congresista republicana se disculpó por sus comentarios. «Los horrores del Holocausto son algo que algunas personas ni siquiera creen que sucedió, que algunas personas niegan», declaró, citada por The New York Post. «No hay comparación con el Holocausto y hay palabras que he dicho, comentarios que he hecho, que sé que son ofensivos y quiero disculparme», agregó.

Al mismo tiempo, Greene reiteró que sigue pensando que el uso obligatorio de mascarilla y la vacunación «forzada», así como los pasaportes de vacunación, son «un tipo de discriminación» al que se opone.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Comentarios
X