Mujer estadounidense recibe dos penas de cárcel de 25 años por crímenes de odio por atropellar a una niña de origen latino y a un menor afroamericano

La acusada, señalan los informes policiales, primero atropelló intencionalmente al menor afroamericano, de 12 años, mientras caminaban por una acera y, tras darse a la fuga, embistió a la niña, de 14 años, causándole lesiones graves, incluida una conmoción cerebral.

En Estados Unidos, una mujer que se declaró culpable de cometer dos crímenes de odio tras intentar matar a un niño de 12 años y a una niña de 14 debido a su raza y origen nacional, fue sentenciada por la Corte de Distrito del sur de Iowa con dos penas de 25 años y cuatro meses, informó el Departamento de Justicia estadounidense a través de un comunicado.

-Publicidad-

De acuerdo a los documentos oficiales, el 9 de diciembre de 2019, mientras conducía por las calles de Des Moines, en el estado de Iowa, Nicole Poole Franklin observó a dos menores caminar sobre la acera y, al creer procedían de Medio Oriente o África, los embistió intencionalmente con su vehículo, atropellando a uno de ellos, antes de darse a la fuga.

Minutos más tarde, la acusada divisó a otra menor caminando cerca de una escuela secundaria, a quien también golpeó con su vehículo al creer que era de origen mexicano, causándole a la víctima lesiones graves, incluyendo una conmoción cerebral. A pesar de que la agresora escapó de la escena del crimen, las autoridades lograron capturarla ese mismo día.

«Nicole Poole Franklin intentó matar a dos niños por su aspecto y por el lugar del que creía que procedían. Este tipo de violencia y odio racial atroz no tiene cabida en este país y no será tolerado por el Departamento de Justicia», declaró la fiscal general adjunta, Kristen Clarke, y aseguró que las autoridades estadounidenses «continuarán protegiendo los derechos civiles de todas las personas y persiguiendo enérgicamente a quienes cometen delitos de odio».

Tras su detención, el abogado defensor alegó la incompetencia mental de su cliente al momento de cometer los crímenes, ya que Poole Franklin ha sido diagnosticada con trastorno esquizoafectivo, bipolaridad, trastorno de estrés postraumático, así como, depresión y ansiedad. Sin embargo, tras ser valorada en un centro psiquiátrico, fue sentenciada por un tribunal estatal a dos penas simultáneas de 25 años de reclusión en una cárcel del estado por los cargos de intento de homicidio y lesiones.

La jueza de la Corte de Distrito del sur de Iowa distrito, Stephanie M. Rose, determinó que las dos penas de 304 meses de prisión federal que recibió por cada uno de los cargos, deberán ejecutarse de forma concurrente entre sí y de forma concurrente con la sentencia impuesta por el tribunal del estado el 22 de abril por dos cargos de crímenes de odio.

Comentarios
X