México denuncia que una marca de moda estadounidense plagia diseños textiles de los pueblos indígenas

El diseño de la blusa 'Xaam nïxuy', de la comunidad mixe, ha sido copiado en repetidas ocasiones por distintas marcas de ropa.

Las autoridades de Santa María Tlahuitoltepec, en el estado mexicano de Oaxaca, hicieron una denuncia pública por el plagio de sus diseños textiles originarios a manos de la firma estadounidense Anthropologie.

-Publicidad-

Representantes indígenas locales exigieron a la compañía la suspensión inmediata de la venta de sus pantalones cortos bordados Marka, cuyo diseño incorpora patrones de flores que corresponderían a la blusa ‘Xaam nïxuy’, que en repetidas ocasiones ha sido copiada por distintas marcas de ropa que lucran con la propiedad intelectual colectiva de los pueblos indígenas.

Recalcan que la blusa Xaam nïxuy es parte de la indumentaria tradicional de la mujer ayuujk y es un producto intelectual del pueblo mixe en el que está representada su cultura y cosmovisión iconográfica.

En su escrito, critican que el plagio y apropiación de diseños indígenas mexicanos es un problema sistémico en la industria de la moda, expresando su descontento con la empresa estadounidense: «La comunidad de Santa María Tlahuitoltepec alzamos de nuevo nuestra voz contra la compañía Anthropologie, que con fines de lucro se apropia de nuestros elementos culturales, identitarios y cosmogónicos».

Asimismo, exigen a la marca reconocer y dar los créditos correspondientes a su comunidad y esperan una disculpa pública por los daños provocados.

Luego de dicha denuncia, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), emitió un comunicado en el que reiteró su respaldo al pueblo mixe e hizo un llamado a la marca Anthropologie y a las empresas de la industria de la moda para dejar de lucrar con el patrimonio de los pueblos y comunidades indígenas.

Igualmente, pidió detener la apropiación cultural y exigió a la firma que pare de copiar los diseños textiles, expresiones artísticas y culturales de los pueblos originarios, pues estos forman parte de su propiedad intelectual y su uso indebido o sin autorización constituye una violación a sus derechos colectivos.

Ya a finales de mayo, el Ministerio Federal de Cultura hizo un llamado de atención a las marcas Anthropologie, Zara y Patowl, en oposición a su «apropiación cultural indebida».

Sin embargo, a pesar de estos repetidos requerimientos, la polémica prenda continúa disponible en tienda en línea de la empresa.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.