La norma antimonopolio fija obligaciones en materia de libre competencia que las tecnológicas deberán cumplir antes de que sean investigadas por la Unión Europea.

Ha entrado en vigor la ley europea de mercados digitales, que tiene el objetivo de combatir el abuso de poder de gigantes tecnológicos como Google, Amazon, Facebook o Apple. La norma, que fija nuevas normas antimonopolio para las grandes plataformas de internet, no comenzará a aplicarse hasta dentro de seis meses, a partir del 2 de mayo de 2023, según ha explicado la Comisión Europea.

-Publicidad-

El objetivo de la normativa es poner fin a las prácticas desleales de las plataformas digitales que sirven de enlace entre las empresas y los consumidores.

La ley fija obligaciones previas en materia de libre competencia que las tecnológicas deberán cumplir antes de que la UE las investigue, y que inciden precisamente en las prácticas por las que en los últimos años han sido multadas en Europa.

Así, les prohíbe combinar los datos personales que adquieren de los usuarios a través de los múltiples servicios que ofrecen. Por ejemplo, impide que Facebook cruce la información que obtiene de su red social con la del servicio de mensajería WhatsApp, a no ser que exista un consentimiento previo.

También tendrán que dar acceso a las empresas a los datos generados por sus clientes, permitir que los usuarios puedan desinstalar las aplicaciones que vienen por defecto en los dispositivos móviles o se prohibirá a las tecnológicas favorecer sus propios servicios frente a los de la competencia.

La ley afecta a las empresas con 45 millones de usuarios mensuales y más de 10 000 usuarios empresariales al año, y prevé multas de hasta el 20 % de su facturación mundial y, en último término, una reestructuración de las empresas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.