El «inventor» del bitcóin gana un litigio en EE.UU. y se queda con 50.000 millones de dólares en criptomonedas

El informático Craig Wright, que afirma ser el creador del bitcóin y nada menos que el mítico Satoshi Nakamoto, a quien se atribuye la autoría de la criptomoneda más popular del mundo, salió victorioso del litigio emprendido en su contra por los familiares de su fallecido socio comercial David Kleiman y se quedó con la mitad de la enorme suma en bitcoines que le exigían los demandantes.

La familia de Kleiman trató de convencer al juzgado de que Wright les debía la mitad de 1,1 millones de bitcoines, valorados en decenas de miles de millones de dólares, e insistió en que Kleiman y Wright crearon juntos el bitcóin a través de una sociedad. Los 1,1 millones de bitcoines en los que se centró el juicio —con un valor aproximado de 50.000 millones de dólares al cambio de este lunes— se consideran los primeros creados mediante el minado y podrían ser propiedad únicamente de una sola persona o entidad involucrada en el proceso desde el principio.

Sin embargo, un Tribunal distrital de EE.UU. para el Distrito Sur de Florida dictaminó este lunes que Wright no le debe nada a la familia de su exsocio, y lo único a lo que esta tiene derecho son 100 millones de dólares en concepto de derechos de propiedad intelectual que se destinarían a la empresa conjunta de los dos hombres.

El principal abogado del demandado, Andrés Rivero, afirmó, en declaraciones recogidas por AP, que el fallo judicial fue «una tremenda victoria» para este. El juicio duró toda una semana, y la defensa de Wright afirmaba que, si bien su cliente y David Kleiman eran amigos y trabajaban juntos, su colaboración no tenía nada que ver con la creación del bitcóin y sus primeras operaciones.

Al día de hoy, nadie sabe a ciencia cierta quién creó el bitcóin, así que el caso «Kleiman vs. Wright» ha llamado la atención de los que se interesan por las criptomonedas. Se rumorea que el inventor de la criptodivisa sería un tal Satoshi Nakamoto, nombre detrás del cual podría estar tanto un solo individuo como un grupo de personas, y que se considera en la comunidad digital nada más que un pseudónimo.

En octubre de 2008, Nakamoto —que podría traducirse del japonés como «en el centro de«— publicó un documento con la primera descripción del bitcóin y el protocolo de funcionamiento de lo que sería una nueva moneda digital, soberana e independiente de los gobiernos y organismos reguladores. Pocos meses después, comenzó el minado.

 

Wright afirma desde 2016 ser Nakamoto, pero muchos perciben esa declaración con escepticismo. De hecho, le han pedido en reiteradas ocasiones que mueva alguna pequeña parte de sus bitcoines a otra cuenta para demostrar que es tan rico como dice ser.

Ahora los entusiastas de las criptomonedas esperan que Wright cumpla con su promesa: el hombre prometió donar una gran parte de sus reservas de bitcoines a organizaciones benéficas en caso de que ganara el litigio.

-Publicidad-

Actualidad RT

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.