Cómo la piel de un pescado se utilizará en Brasil para curar las quemaduras de los animales heridos en los incendios del Pantanal

La tilapia, un pez de agua dulce, revolucionó hace unos años la medicina en este país por su capacidad para sanar y cicatrizar heridas.

Los animales que habitan en el Pantanal, el humedal más grande del planeta, llevan meses sufriendo los incendios que están devorando el territorio brasileño. Por eso, el Instituto de Apoyo a las Quemaduras (IAQ) ha decidido enviar piel de tilapia, un pez de agua dulce que hace unos años revolucionó la medicina en este país por su capacidad para sanar y cicatrizar quemaduras.

-Publicidad-

Esta iniciativa surge después de que el Centro de Medicina Veterinaria e Investigación de Animales Silvestres (CEMPAS) informase de que llegan a sus instalaciones animales con heridas graves y, entre ellos, especies en peligro de extinción.

La piel de tilapia puede hacer que los animales se «recuperen en su totalidad y devolverles su calidad de vida», explicó en un comunicado la coordinadora de CEMPAS, Sandra Helena Ramiro Corrêa.

Un equipo formado por un biólogo, un veterinario y un enfermero desembarcará próximamente en Cuiabá, capital del estado brasileño de Mato Grosso, con 120 pieles ya tratadas y listas para su aplicación.

La piel de tilapia presenta una importante cantidad de proteína llamada colágeno tipo I, impide la pérdida de líquidos, tiene buena resistencia de tracción y una humedad similar a la de la piel humana. Además, se adhiere a la herida, evita la contaminación externa y no necesita ser removida diariamente.

No será la primera vez que este tratamiento se aplique en animales. En 2018, se utilizó en un león de montaña y dos osas que resultaron heridos durante unos incendios forestales en California, EE.UU.

Récord histórico de incendios

El Pantanal se extiende a través de Bolivia, Paraguay y Brasil, país que concentra el 70 % del bioma en los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul. Reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el humedal es considerado un santuario de la biodiversidad.

Se calcula que hay más de 1.200 especies de animales vertebrados –36 en peligro de extinción– que viven allí. Varios grupos de voluntarios y ONG se han movilizado estos meses para salvarlos.

En septiembre, el Pantanal registró el mayor número de focos de incendios desde 1998. Según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe), ese mes se contabilizaron 8.106 focos, un aumento de un 82 % en relación al mismo mes de 2019. El lunes, el Gobierno autorizó el uso de la Fuerza Nacional de Seguridad Pública (FNSP) para combatir los fuegos.

Comentarios
X